Cambio climático y cuencas hidrográficas: caso La Volcana

Es importante reconocer que la salud de La Volcana, y demás quebradas de la ciudad, es pieza clave para el bienestar de diferentes especies de flora y fauna que ahí habitan. Debido a la canalización y encerramiento de esta, la presencia de microorganismos y hongos que ayudan a la preservación de su agua es nula, la falta de luz natural e impermeabilización de su cauce impiden que La Volcana pueda mantener sus aguas limpias, además de factores externos y humanos como vertimientos de aguas negras y otros desechos. El cambio climático es otro factor preocupante para ella, pues podría desbordarse y afectar a las personas que habitan a su alrededor.

El Centro de Estudios Urbanos y Ambientales de la Universidad EAFIT (Urbam) se encuentra realizando un estudio que analiza la situación actual de la quebrada La Volcana y responde a lo que pasaría con ella en un escenario extremo de cambio climático. A raíz de esto surgió un proyecto de recuperación y transformación de la misma que implica cambios profundos en lo ambiental, urbanístico, social y cultural.

Desde el programa 5 Ecorretos por la Sostenibilidad decidimos mirar a la Quebrada e inspirar reflexiones sobre los retos que tenemos con ella. Revive este espacio en el que Alejandra María Carmona Duque, profesora e investigadora de la Universidad EAFIT, y participante del estudio de La Volcana, nos cuenta más sobre este tema.